Servicios de atención alimentaria para el adulto mayor

adulto mayor
Atención nutricional para el adulto mayor

Pensar en la atención de la población anciana, desde la juventud es el nuevo reto de las naciones, como propósito glocal para solucionar un problema de salud pública real y visible: los sistemas de alimentación para la población adulta mayor.

En Seiton nos dimos a la tarea de crear en el segundo semestre del año 2012 un ejercicio de acompañamiento a una institución aliada, La Fundación Hogar Rosa Mística, para el desarrollo de un programa de fortalecimiento y a su vez en la validación de una metodología para crear un sistema interno de atención alimentaria para su población (cerca de 40 ancianos).

 

El problema: 

Cerca del 12% de la población de la ciudad de Medellín es adulta mayor (Secretaría de bienestar social, 2011). En el último año se han invertido cuantiosos recursos para una atención digna a un grupo etáreo que no es generadora de ingresos y que tiene una vulnerabilidad en sus derechos (salud, educación, participación pública). Igualmente es un territorio que ha generado una política pública para la atención a la vejez , sumados a los esfuerzos en legislación en Colombia. Sin embargo no es suficiente, en especial cuando es casi inevitable que gracias a las expectativas de vida reflejada en menos natalidad y menos mortalidad, tendremos una bomba de tiempo en materia económica para la atención especializada en salud, nutrición, empleo, movilidad, sistema general de pensiones y la garantía de un entorno favorable para esta población en materia de participación pública (Infome IOS, 2012).

Desde el ámbito nutricional,  existen grandes vacíos y falencias representados en falta de investigación e identificación de modelos de atención institucionales que pueden ser replicados y apropiados, que faciliten la creación de un cluster que permita atender el mercado de la vejez desde los ámbitos de seguridad, inocuidad y seguridad alimentaria.

La apuesta: 

Desde el mes de agosto de 2012, colegas de Seiton en asocio con la Fundación Hogar Rosa Mística crearon un primer piloto para desarrollar un proceso de atención y de mejora en los servicios de atención nutricional, en donde el usuario como actor principal fuese el identificados y validador de nuevos métodos de atención y de entrega de alimentos, cumpliendo con los requisitos operativos y de inocuidad establecidos por la normatividad vigente.

Como resultado de este proceso de atención, logramos lo siguiente:

  • Implantación de una cultura en la administración sobre la importancia de la calidad del servicio, como fuente de diferenciación institucional.
  • Desarrollo de una conciencia con respecto al respeto de la soberanía alimentaria de los usuarios (acceso, seguridad y conveniencia).
  • Implementación de acciones operativas y de protocolos para entregar alimentos seguros
Como retos para la red institucional encontramos una falta de articulación entre política pública, redes institucionales y actores de apoyo, siendo crítico especialmente en población adulta mayor con alguna condición de discapacidad (esto se evidencia en la falencia en los sistemas de salud, integración y rehabilitación). Como segundo reto crítico consideramos que existe una atención general, lo cual puede dificultar la atención de personas con necesidades especiales (discapacidad cognitiva o con cuadros nutricionales complejos).
La solución que consideramos puede darle un vuelco de 360° a esta problemática, será de manera inevitable el fortalecimiento de la red institucional con programas conducentes a la estandarización de procesos de atención, implicando un alto uso de las TIC para la trazabilidad del usuario, el desarrollo de las competencias del personal de servicio (sugiriendo el desarrollo de una norma de competencia laboral para personas dedicadas a la atención y cuidado del adulto mayor desde la parte médica, nutricional y gerontológica)

Esperamos continuar con una segunda etapa de mejora continua y de sostenimiento de los procesos establecidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *