Cómo evitar el fracaso en su negocio si es pequeño empresario (parte 2)

Si usted cree que dios es el producto de su empresa y experimenta un alto nivel de egocentrismo que impida que otros opinen sobre lo que usted ofrece,  puede ser víctima del olvido y perder el más preciado de los tesoros, a sus clientes.

El creer que su producto, los activos de la empresa y que lo último de la moda son el valor agregado de su compañía, es mejor que aterrice sus ideales;  nadie está interesado en sus productos y servicios.

Causa Nº 2

¿Planeación?

Planear es menos costoso; implementar un montón de acciones sin tener claro qué se quiere de las mismas; puede ser de alto riesgo para su empresa.

Puede estar entregando beneficios irrelevantes para el cliente o que no son diferenciadores frente a sus competetidores.

Un ejemplo:

“Yo entrego el sandwich en el menor tiempo posible”

¿Será que es importante  para el cliente que le entreguen un producto un segundo más rapido?

¿Cuántas empresas venden lo mismo?

Esas acciones no son valiosas para un cliente y son la manifestación de que usted no ha planeado sus acciones de una forma tal, que los beneficios de sus productos sean  claros y útiles para cualquier persona que tenga el privilegio de indagarle sobre quién es usted y qué ofrece.

Cualquier acción que usted desee implementar en su empresa debe estar sustentada sobre una diferenciación, algo que lo haga único y útil a otros. Por eso es importante que al menos una vez en el año identifique:

  • Si lo que usted ofreció en el año anterior solucionó un problema para sus clientes pasó la prueba; si no es del caso es hora de identificar en qué cosas puede ayudar realmente y expréselo a sus clientes para obtener retroalimentación, la cual es muy valiosa en los momentos de diseño y lanzamiento de nuevos productos. NO tenga miedo de recibir opiniones sobre su empresa ; si usted ofrece algo que realmente es funcional y útil, ¿por qué se esconde como una tortuga en su caparazón?
  • Las cosas que hizo en el año anterior y que fueron una paliza para la competencia (perdón por la agresividad…) ; si encontró algo que puede replicar y dió éxito en ventas, en reducción de costos o en posicionamiento es hora de incrementarlas,  hágalas propias de su negocio, porque eso constituye tanto la identididad como la marca de su compañía.
  • Qué fue un fiasco; el que no conoce su historia está predestinado a repetirla. No todo es bueno en una compañía y es importante que defina en qué acciones invertir sus utilidades.
  • Reinvente sus beneficios; puede ser que en un futuro lo que usted hace hoy no sea tan rentable en los próximos años.

Planear no es costoso…

pero invertir energías sin saber para qué si lo es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *